¿Importa el tamaño de la llanta? ¿Cómo afecta a nuestra manera de rodar?

blog14Bikesbicicletas, mecánica0 Comments

ventajas mayor anchura de llantas de bicicleta

En los últimos años, varias marcas de ruedas han impulsado, tanto para el ciclismo de carretera como para el de montaña, un cambio en la anchura de las llantas de las ruedas que ha terminado por imponerse.

En general, en el caso del ciclismo de carretera, se están utilizando anchuras interiores de 20-21 mm y exteriores de hasta 26 mm, cuando las tradicionales estaban entre los 17 y los 21mm.

En el mountain bike, primero aumentó el diámetro de las ruedas, con la aparición de las bicicletas de 27,5” y, posteriormente, las de 29”; y a continuación comenzó a aumentar el ancho de las llantas. A día de hoy podemos encontrar llantas de hasta 35mm, aunque las medidas más habituales están entre los 28 y los 30mm, frente a los 21-24mm que eran lo más común hasta hace muy poco.

Las principales razones por las que se ha impuesto este aumento del tamaño de las llantas, a pesar de que suponga un ligero incremento en el peso total de la bicicleta, son las siguientes:

  • Mejor agarre y tracción: al aumentar el tamaño de la llanta , se consigue que aumente la zona de contacto de la rueda con el suelo (huella). Al ser la superficie de apoyo mayor, se incrementa el agarre al terreno y también la tracción.
  • Menor riesgo de pinchazo: al montar el neumático sobre una llanta más ancha y aumentar la superficie de contacto, se reduce la flexión y mejora el talonamiento del neumático y la posición de las paredes laterales de la cubierta. De este modo, se reducen las posibilidades de que se produzca un llantazo, y en el caso de que tenga lugar, es más probable que éste se localice más cerca del dibujo que del lateral del neumático, lo que ayuda, en el caso de que se hayan montado ruedas tubeless o tubeless ready, a que el líquido sellante actúe con mayor rapidez y eficiencia, ya que es mucho más difícil tapar un corte lateral que uno sobre el dibujo.
  • Incremento de la comodidad: tenemos más superficie de apoyo y menor riesgo de pinchazo, por lo que podemos reducir la presión de las ruedas, lo que aumenta la comodidad en el manejo de la bicicleta.
  • Menor resistencia: cuanto más ancha es la llanta, menor es la deformación que sufre el neumático mientras pedaleamos, por lo que se reduce la resistencia a la rodadura.
  • Mejor aerodinámica: Como el contorno del neumático de la llanta es más suave y alineado, se filtran menos vibraciones a través de los neumáticos, lo que mejora la aerodinámica y  reduce la fatiga de los músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.